A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Tiempos para el diálogo

El alcalde que Zuera necesita

El próximo lunes comenzará una nueva etapa en la historia de Zuera. Una etapa que discurrirá por donde la mayor parte de sus ciudadanos y ciudadanas hayan determinado. Personalmente, me gustaría que esa mayoría otorgase la capacidad de gobernar a la persona de Luis Zubieta y al grupo de compañeros que junto a él configuran la candidatura del Partido Socialista.

Son más que meras y, por otra parte, obvias razones de oportunidad política, las que me impulsan a desearlo.

Creo que los cuatro años de gobierno que se inicien tras la constitución de las nuevas Corporaciones locales van a ser de los más duros de cuantos se han vivido desde que nos reencontramos con la democracia. La crisis ha golpeado o está golpeando con dureza a los municipios y en particular a aquellos que aparecían como más dinámicos. La afección a sectores importantes de nuestra estructura productiva ha traído como consecuencia, además del desempleo y el desánimo social, el debilitamiento de la capacidad operativa de los Ayuntamientos, especialmente de aquellos que como el nuestro,  hasta hace unos años venían actuando como agentes de dinamización económica de primer orden.

.

El periodo municipal que ahora se cierra ha gozado de unas ayudas, procedentes todas ellas de administraciones socialistas, que no tienen precedentes en la historia del municipalismo español. Los ayuntamientos que tenían proyectos preparados, las han aprovechado bien, y los que no, han hecho lo que en Zuera: “cosas” y contratar temporalmente mano de obra a bajo precio. No solamente se han mal-empleado estos recursos, sino que se han dilapidado los que se encontraron consignados en la contabilidad.

Aunque esta circunstancia, a partir del lunes será  agua pasada, que ya no moverá molino, mucho me temo que sí arrastrará y depositará por doquier, los sedimentos y las secuelas propias de los trabajos mal ejecutados.

Nos encontramos, pues, ante una situación excepcional sobre la que no existen precedentes, razón por la cual va a ser necesario que las nuevas Corporaciones Locales lleven a cabo un gran esfuerzo tendente a rediseñar los ayuntamientos. Si no en lo que son sus históricos cometidos establecidos por ley, sí en los mecanismos de los que tradicionalmente se han servido para conseguirlos.

Por un lado se van a ver en la obligación política y moral de salvaguardar el nivel de prestación de servicios que en la actualidad mantienen y, por otro, en buscar las fórmulas de reactivación económica de los municipios. Espacio en el que necesariamente deben confluir con los empresarios y con todos los sectores sociales que estén dispuestos a asumir la responsabilidad y el compromiso de interpretar la crisis como un fenómeno que afecta a individuos y familias, pero sobre todo al medio social y económico en el que viven.

En este sentido, parece obvio que la primera herramienta que habrá que utilizar para afrontar la situación sea la del diálogo. Diálogo entre fuerzas políticas, diálogo entre éstas y los diferentes agentes sociales, sean estos empresarios, comerciantes, asociaciones, emprendedores. Etc…Diálogo entre personas. De esta forma se podría obtener el marco adecuado para concertar las medidas que proceda adoptar de cara al futuro y que seguramente estarán todas comprimidas en un estrecho margen de actuación.

Lo de la austeridad, la racionalización del gasto, etc…hay que darlo todo por sentado, a la fuerza ahorcan. Aunque está más que demostrado que todos no conferimos el mismo valor y significado a las palabras. Si tenemos en cuenta que el Ayuntamiento debería volver a ser un actor económico fundamental dentro del municipio, lo importante será determinar cómo se activan las inversiones posibles y en qué dirección se orientan. Así como establecer los inevitables cambios que hay que introducir en el sistema de gestión, globalmente contemplado y que afectan al funcionamiento ordinario de la “empresa”, a la obtención de recursos y a la distribución y priorización del gasto. En esta fase, el diálogo cobrará todavía más importancia que en la anterior.

Cuando escasean los recursos, uno se ve en la obligación de avivar la imaginación, sacar del armario el  equipo de explorador y descubrir otros campos de actuación donde la actividad, en este caso política, pueda continuar teniendo sentido. Estamos ante un periodo histórico en el que se impone adoptar decisiones que sin duda marcarán la vida del municipio a largo plazo. Más que nunca es importante poner al timón a personas que aúnen en su perfil de valores el buen juicio, la honradez y la responsabilidad. Seguro que el tiempo les proporciona también las ocasiones para mostrar la entereza, la determinación y la casta que lleven dentro.

El Partido Socialista en Zuera apuesta por Luis Zubieta como la persona adecuada para asumir los desafíos que nos aguardan, pero para que así sea, antes el pueblo de Zuera debe expresarse a través de las urnas. Su palabra es la única que cuenta a estos efectos.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>