A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

La disconformidad

De la misma manera que no se puede o no se debe gobernar exclusivamente en clave electoral, obviando  la responsabilidad moral y social que entraña tomar decisiones que afectan al presente y futuro del interés general, tampoco me parece razonable que las personas que disienten de este tipo de planteamientos políticos callen, otorguen y terminen siendo cómplices con su silencio de una situación con la que en su fuero interno no están de acuerdo. La disidencia constituye una de las piezas clave de la democracia.

Sin embargo, comprendo que en un momento como el que atraviesa el país en el que millones de personas viven sumidas en una gran incertidumbre, sean múltiples las preocupaciones que se antepongan al hecho de que un ayuntamiento actúe de una u otra manera. A no ser que dicha actuación afecte muy directamente a sus intereses más vitales o a los de su familia. El sistema en que vivimos y las circunstancias por las que atravesamos han acentuado e hipersensibilizado la conciencia de nuestra individualidad y si las cosas no nos afectan muy directamente, tendemos a mirar para otro lado. Olvidamos, por ejemplo que el bienestar que hemos llegado a alcanzar con mucho esfuerzo a lo largo de los años, se asienta en gran medida, en el progreso y los avances sociales que nos han permitido tener acceso a múltiples servicios que las generaciones que nos han precedido no llegaron a vislumbrar. Para que funcione la sanidad hacen falta médicos, pero también Centros de Salud y hospitales. Los tenemos. Para que prospere la educación, tres cuartos de lo mismo, buenos profesionales, buenos programas y buenas instalaciones. Tampoco nos podemos quejar. O dicho de otra forma, podemos, e incluso debemos, ser todo lo críticos que queramos con su funcionamiento, pero sin dejar de reconocer que los avances son consecuencia de una gran voluntad colectiva que las instituciones han plasmado en instalaciones y servicios públicos gratuitos o a precios accesibles. Si nos adentramos en el campo de lo local, la oferta de servicios que elevan nuestros niveles de bienestar tampoco se queda atrás, residencias, ayudas socialies, colegios infantiles, instalaciones culturales, deportivas, etc… Todas ellas aportan y posibilitan mejores niveles de bienestar, en la formación, en la salud, en la realización personal, en el ocio, etc…Es decir, amplían nuestros derechos y consiguientemente nuestros márgenes para ejercer la libertad, nos hacen personas, hombre y mujeres, mejor preparadas y ciudadanos más completos.

Es cierto que cuando uno carece de un puesto de trabajo digno, todo lo anterior pasa a ocupar una posición secundaria en nuestra particular escala de valores. Y es lógico y comprensible. Pero eso no quiere decir que lo que en este caso deja de ser prioritario  o pasa a un segundo plano, pierda su valor. Al contrario, si el país en su conjunto, las autonomías y los municipios no hubiesen hecho músculo durante años, el momento actual sería mucho más duro para todos.

De ahí, que hoy que los recursos públicos escasean, me parezca doblemente importante que dichos recursos sean invertidos no sólo para salir al paso de una situación tan acuciante como la que genera el elevado número de desempleados, algo de por sí loable, sino para continuar generando bienestar a largo plazo. La gente debe saber que ambas cosas, además de deseables, son posibles. Pero para ello es imprescindible bajarse del caballo de la improvisación y la inmediatez y encarar proyectos que de manera efectiva sienten las bases para futuras mejoras. No es lo mismo construir un colegio que remodelar una plaza. Por ejemplo. Y ello sin entrar en cuestiones de oportunidad. Ambas actuaciones implican  obras que dan trabajo, pero cualitativamente no son equiparables, la plaza continuará ejerciendo la misma función que desempeñaba antes de ser levantada, el colegio ampliará y mejorará la oferta educativa del municipio y consiguientemente elevará su nivel de prestaciones.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>