A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Kroke

Kroke Seventh Trip 10 Seventh Trip Worldkroke011             

El concierto se alargó dos horas y terminó con toda la grada en pie, aplaudiendo.La verdad es que no era para menos. Pocas veces había contemplado una conjunción musical tan intensa, vigorosa y creativa. En el escenario, Kroke. Se trata de un trío de polacos de origen judío, que hacen una música que no resulta fácil de clasificar, pero cuyo  origen, como claramente se pone de manifiesto, está en la música tradicional judía y en concreto en el klezmer. No en vano su nombre significa Cracovia, pero en Yiddish, una lengua vernácula de las utilizadas por los judíos del centro y el Este de Europa.

A pesar de ser solamente tres instrumentos sobre el escenario, viola, acordeón y bajo la calidad de la música, los intérpretes y el excelente sonido – amén de un poquito de tecnología-  hacen que el espectáculo capte la atención del espectador desde el primer al último momento. Bueno, aún diría más. A pesar de que en la primera parte abusaron un poco del klezme, supongo que intentando divulgar su último trabajo, cuantos allí estábamos pasamos de la expectación al entusiasmo para finalizar rendidos ante los últimos temas, más conocidos, pero siempre recreados, con los que siempre es más fácil conectar.

Su música, que a menudo nos evoca el jazz y el blues, está aderezada con sonidos mediterráneorientales, balcánicos y magiares. Unas veces suena a fiesta y desenfado, y otras, a desierto, a noches estrelladas, a distancias y a silencios.

Tomás Kukurba, que es quien porta la viola es el que más brilla en el escenario, el más virtuoso y creativo, contemplarlo a él, ya es de por sí  todo un espectáculo. Sin embargo, los otros dos amigos, porque de un grupo de amigos se trata, sostienen y arropan de tal manera al violinista que él puede hacer todo tipo de escarceos y alardes sonoros, sin que en ningún momento resulte discordante o descontrolado.

Una experiencia para repetir.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>