A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Especulacion cultural

Estructura formal

Si dejamos al margen la excepcionalidad de los años 80, década del verdadero reencuentro con la democracia y las turbulencias  de los 90, que tanto llegaron a  zarandear el clima social, el pueblo de Zuera se nos antoja el día de hoy como una sociedad transformada, generacionalmente renovada, pero en la cual todavía es posible detectar rasgos y hábitos de comportamiento que eran fácilmente identificables décadas atrás. Se diría que son rasgos de familia.

En Zuera, como en tantos otros lugares, conviven varios Zueras: el de siempre y el que se va incorporando, el del centro y el de la periferia, el que promueve y empuja y el que se deja llevar, el que anhela el progreso y el desarrollo y  el que teme a los cambios y añora o siente nostalgia del pasado.

Como se puede suponer, ninguno de ellos se da en estado puro. Todos ellos son más o menos mestizos y heterogéneos,  aunque conserven y apreciemos  en sus formas el componente básico, el que les imprime mayor carácter.

Zuera lleva más de un siglo creciendo demográficamente y salvo paréntesis muy puntuales su crecimiento ha sido siempre de naturaleza mixta. Es decir tanto vegetativa como de origen migratorio. En ese sentido, Zuera ha sido siempre un pueblo cuyo tejido social ha experimentado una permanente evolución, producto de la mezcla o fusión entre los estereotipos locales y aquellos otros incorporados por los recién llegados. Estos, normalmente, acaban siendo fagocitados por lo que podríamos denominar “cultura dominante”, aquella cuyas raíces se han ido asentando a lo largo del tiempo y de donde se derivan una buena parte de nuestros presuntos rasgos de identidad. Esta circunstancia, unida a la vocación o predisposición integradora de las corrientes venidas de fuera, hace que los patrones de comportamiento se transformen muy lentamente.

Desde hace algunos años, todavía no sabemos si de manera coyuntural, Zuera ha venido proyectando al exterior, una destacada imagen de dinamismo y modernidad, derivada, fundamentalmente, de la intensa transformación urbanística, económica y social que ha sufrido a lo largo  de las últimas décadas.

En estos momentos ese “valor añadido” se halla en situación de “Stand by”, no tanto por la situación de crisis generalizada, que también, sino por la, a mi entender, inadecuada gestión de sus recursos que, de un tiempo a esta parte, están haciendo los poderes públicos.

Habrá, pues, que esperar a que varíen las circunstancias para poder comprobar si los cambios recientes que han sido capaces de modificar la estructura productiva del municipio, nos deparan también cambios significativos en los estereotipos sociales que arrastramos de antaño.

Claro está que por muy importantes que sean  estas cuestiones de índole más o menos local, cuya capacidad de influencia está anclada en el propio hábitat o territorio, hoy no podemos dejar de tomar en consideración otros factores de origen externo  cuyo influjo  en nuestras vidas y en nuestra interpretación de las mismas es cada vez más poderoso y determinante. Me refiero al persistente e indiscriminado impacto de los medios de comunicación, en general, y de las llamadas redes sociales en particular. Ya nadie puede dudar  de que vivimos  en un mundo cada vez más  trabado y globalizado, los mass media y el universo digital nos lo recuerdan a cada instante. Quiere esto decir que el nuevo marco de relación cotidiana, el planeta, las redes, las nuevas Instituciones globales, seguramente acabarán ejerciendo en los modelos de comportamiento una impronta más explícita que todas las costumbres y tradiciones cultivadas a lo largo del tiempo.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>