A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

El próximo escenario

Camino

Me gustaría saber cuál va a ser nuestro próximo escenario. No a finales del siglo, ni siquiera a mediados, dentro de diez años, en el 2025.

Cuando nos planteamos llevar a cabo cualquier tipo de transformación que oriente nuestras vidas hacia mejores cotas de progreso o bienestar, solemos adentramos previamente en un especulativo proceso de agitación emocional que, a menudo, deriva o cristaliza en un proyecto. La siguiente fase consiste en intentar que dicho proyecto, todavía embrionario, adquiera textura, de manera que lo que inicialmente surge de manera abstracta e intangible comience a perfilar sus primeros rasgos. Unos rasgos que acostumbran a no ser neutros, porque siempre hay una realidad concreta, una identidad, en su corazón de origen.
Una buena parte de la realidad social y cultural que nos rodea ha seguido un itinerario semejante desde que fue concebida por alguien hasta transformarse en el medio con el que a diario interactuamos.
Cual si de la construcción de una vivienda se tratase, precisamos armar, insertar y articular la afluencia de ideas e intuiciones, reflejo de nuestras aspiraciones, y quedamos a la espera del intérprete adecuado. Seguramente ese es el momento en el que cualquier boceto, además de rasgos, comienza a adquirir sentido.
Cuando de esta forma actuamos no estamos haciendo otra cosa que concebir, imaginar e intentar anticipar la realidad tal y como nos gustaría que fuese. Y al hacerlo ponemos de manifiesto cómo de indispensables resultan los proyectos para fraguar el futuro e inyectar en él nuestras ilusiones.
…/…
Cualquier político que se precie debería ser capaz de poseer esa visión previa, ese sentido de anticipación, que se plasma en los proyectos. Donde no solamente se contemplan los objetivos, sino también los medios y recursos mediante los cuales, aquellos se pondrán a nuestro alcance.
Porque si bien cualquier esbozo de futuro debe contener ciertas dosis de utopía y riesgo, para que sea capaz de suscitar ilusiones, no es menos cierto que también precisa de ese componente realista que va a hacerlo identificable y creíble ante los ojos de quienes va dirigido.
Hace tiempo que nadie nos habla de proyectos y eso aumenta nuestro desconcierto

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>