A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Agresión medioambiental

IMG_2271 (2)IMG_2271IMG_2264IMG_2265IMG_2267IMG_2270IMG_2266

No sé qué injustificables razones habrán llevado a unas personas, y por orden de quién, a llevar a cabo una de los más deplorables agresiones al medioambiente que yo he visto perpetrar en Zuera desde que la democracia funciona.

Los antecedentes más directos que se me ocurren se remontan a hace muchos años, a otra época de triste recuerdo, cuando la conciencia medioambiental, era prácticamente inexistente. Me refiero a las dos hileras de hermosas acacias que daban prestancia a la entrada de la calle Navas desde la que conocemos como Plaza de las Monjas hasta la calle Jorge Luna. Cuando se construyeron sendos bloques de pisos a ambos lados de la calle, los árboles desaparecieron. También supe un día que en dicha plaza, un alcalde, en un momento dado, mandó cortar uno o dos hermosos ejemplares de esa misma especie – aún quedan dos o tres de testigos-, para poner un tiovivo durante unas fiestas del Salz. Sin comentarios. Pero, como digo, eran otros tiempos.

Los diez o doce árboles talados en esta ocasión, eran cipreses situados en la calle del Molino, en el barrio de la Aceña, plantados hace ahora veinte años. No consta que molestasen a nadie. Desconozco si sus vecinos habían sido puestos en antecedentes y, mucho menos, si habían dado su consentimiento para ejecutar tal desmán, pero al margen de esta circunstancia, la acción llevada a cabo me parece de una falta de civismo y de una cortedad de miras que debería sacudir la conciencia de cualquier persona que tenga un mínimo de espíritu ciudadano y sensibilidad por la naturaleza.

Hechos como éste, tan cercano, y el reciente fracaso de la Conferencia sobre el Cambio Climático celebrada estos días en Copenhague nos alertan acerca de la inmensa tarea que todavía queda por llevar a cabo en materia de sensibilización medioambiental.



Un inesperado colaborador y reportero gráfico me ha hecho llegar estas fotos, en la que se aprecian tres de los que fueran hermosísimos cipreses tras haber sido convenientemente “apuntillados”. El reportero en cuestión me aclara que no trabaja para Tabacalera, simplemente utilizó el paquete como recurso para dar idea del tamaño de los difuntos árboles. Muchas gracias.

A través del GOOGLE MAPS, STREET VIEW puede contemplarse  como era ese tramo de calle, del que también ha sido arrancado el seto que aparece en las fotografías.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>